Como agua para chocolate, de Laura Esquivel

73719Como agua para chocolate

Laura Esquivel

1989

Entre sabrosas recetas de cocina, y en un ambiente dominado por la ausencia y la pasión contenida, Tita y Pedro protagonizan una extraña y fantástica historia de amor. Una historia chispeante, tierna y evocadora, que desborda los límites de la escritura para conducir al lector a un mundo repleto de aromas, sabores y deseos irrefrenables.

Opinión

Desde hace años llevaba en mis estanterías esta fea adición de Como agua para chocolate de Laura Esquivel, que me recomendó mi madre en algún momento (no sé porqué). Es un libro realmente cortito, de unas 200 páginas aproximadamente a letra grande y me pareció el libro perfecto para leer durante los exámenes finales del curso.

Nunca he leído, que yo recuerde, un libro romántico como tal, y tenía entendido que este lo era (además de por su sinopsis) así que decidí iniciarme con este.

La historia está ambientada en un pueblo de Mexico durante una época de inestabilidad. La protagonista es Tita, hija menor de Elena que vive junto a ella y sus dos hermanas mayores Rosaura y Gertrudis, además de con su cocinera Nacha y su “sirvienta” Chencha. Desde el primer momento podemos ver que Tita se encuentra en una posición por debajo del resto de mujeres de su familia, su madre la desprecia al igual que su hermana mayor Rosaura, no tiene voz ni voto y hasta en ocasiones su madre le pega para que “se porte bien”. Vamos, es uno de esos personajes a los que odias desde el principio. Pero aún es peor cuando llega Pedro, el enamorado de Tita, para pedir su mano y su madre le dice que nunca se podrá casar porque al ser su hija menor está destinada a cuidar de ella hasta que muera. El inteligente de Pedro accede así a casarse con la hermana mayor y tener una excusa para estar cerca de Tita.

Lo que pasa es que este hecho hace que durante toda la historia Tita tenga una depresión de caballo, se pasa las noches llorando y tejiendo y envidiando a su hermana. Cuando Nacha muere, que era prácticamente la única que la entendía, ella se encarga de la cocina de la casa.

Hasta ahí todo más o menos normal, a pesar de algún que otro suceso extraño que di por entendido que se debía al drama romántico del que trataba la historia. A partir de ese momento estos ficticios sucesos empiezan a incrementarse, aparecen recetas que son capaces de excitar sexualmente a ciertas personas hasta tal punto que a su contacto hacen arden la madera, comida que provoca intoxicación porque había sido cocinada con tristeza… Así que decidí investigar y me fijé que en Goodreads estaba catalogado como un libro de ficción.

La trama continua con la triste vida de Tita revoloteando alrededor de Pedro como una tonta, ya que no se da cuenta de que es un hombre tirando a horrible creo yo, luchando por extinguir la retrógrada tradición de su familia, todo eso en un ambiente rodeado de una extraña ficción para nada esperada.

La historia es simple, se lee en una tarde, pero no era lo que yo buscaba en ella. Esta ficción me lo ha estropeado todo, habían situaciones en las que no podía dejar de reír de lo ridículas que eran, no creo que alguien pueda haber escrito tales escenas intentando hacer un libro “serio”. No está mal, pero no era lo que buscaba simplemente.

Puntuación: ★★★★★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s