Le juge d’Égypte I: La pyramide assassinée de Christian Jacq

juezdeegipto1lapiramideasesinadaSinopsis: Pazair es un joven juez en una provincia del sur de Egipto que es llamado a Menfis, la gran ciudad del Norte. Conforme a las predicciones de un visionario, en ella se ha maquinado un monstruoso complot para derrocar a Ramsés el Grande. Nada podrá evitarlo, nada excepto un insignificante juez que se niega a firmar un documento administrativo que no entiende.

Con la ayuda de su hermano de sangre, Suti, el juez Pazair busca la verdad. En el camino encuentra a Neferet, bellísima doctora que ha llegado a ser médico de la corte. El juez se enamora de ella y consigue descubrir la traición de un importante general del ejército egipcio. Pero los implicados en el complot detienen a Pazair y hacen creer a Neferet que el joven ha muerto.

Título: Le juge d’Égypte I: La pyramide assassinée (El juez de Egipto I: La pirámide asesinada)

Autor: Christian Jacq

Año de publicación: 1993

Opinión: nunca antes había leído una novela inspirada en el antigua Egipto (digo antiguo Egipto porque a medida que avanzaba la lectura me lo parecía por las notas a pie de página del autor haciendo explicaciones, las referencias a dioses y demás, aunque al principio no tenía ni idea de en que época estaba inspirada la historia; me pareció muy moderno todo el tema de los jueces y el tipo de sociedad en Egipto que se describe, pero bueno, cada día se aprende algo nuevo!). Lo que me ha fastidiado ha sido la sinopsis del libro, te cuenta el final! Yo esperaba que Neferet creyera muerto a Pazair al principio o durante el relato, pero no es hasta el final que ésto pasa; lo que está claro es que aquí no acaba la historia, sino que sigue (creo que es un trilogía) en algún otro o otros libros más, los cuales leeré en el futuro porque me he quedado con la intriga! También se trata de la primera novela que leo del francés Christian Jacq, que a parte de ser escritor es egiptólogo, lo cual me tranquiliza porque me hace pensar que la novela está escrita con fundamentos reales y siempre se agradece una lectura bien trabajada. Las primeras páginas, he de reconocer, me recordaban a El médico de Noah Gordon, un joven que aprende un oficio y gana experiencia aventurándose en el mundo de la justicia (o de la medicina, en el otro caso) haciéndose importante y valorado (odiado, a veces) por los que le rodean. Lo recomiendo, sobre todo a los que les gusten las historias sobre Egipto!

-Cualquier conquista supone sacrificios, y ésta más que cualquier otra. Ningún remordimiento debe detenernos. Algunos cadáveres al borde del camino no tienen importancia ante lo que vamos a realizar.

-El juez Pazair es un verdadero peligro. Nos hemos reunido a causa de su modo de proceder.

-Perderá el aliento.

-Desengañaos, es el más empecinado de los investigadores.

-No sabe nada.

-Ha dirigido su primer gran proceso de modo magistral. Algunas de sus intuiciones son temibles; ha acumulado elementos significativos y podría poner en peligro nuestra obra.

-Cuando llegó a Menfis estaba solo; ahora dispone de apoyos nada desdeñables. Si da un solo paso más en la dirección correcta, ¿quién podrá pararle? Deberíamos detener su ascenso.

-No es demasiado tarde.

Puntuación: ★★★★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s