The physician de Noah Gordon

El MedicoSinopsis: esta deslumbrante epopeya describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor de sus semejantes e impartir el don de sanar, casi místico, que le ha sido otorgado. Es una pasión que le llevará desde la brutalidad y la ignorancia de Inglaterra de su época a la sensual  turbulencia y el esplendor de la Persia remota.

Una pasión cuyo conjuro resucita para nosotros un mundo exótico, bárbaro, pero también exquisito, donde el legendario Avicena, Ibn Sina para los suyos, está experimentando con las primeras armas de la medicina moderna.

El interés por la nueva ciencia hará que el londinense Rob Cole se funja judío, aprenda las costumbres, la religión y la lengua hebráicas y bajo un arriesgado disfraz emprenda el larguísimo viaje a Oriente que cambiará para siempre su vida.

Nueve siglos han transcurrido desde aquel entonces, pero el talento narrativo de Noah Gordon hace de este viaje iniciático una experiencia única, que convierte la historia en vida real.

Título: The physician (El médico)

Autor: Noah Gordon

Año de publicación: 1986

Opinión: sinceramente, no sé por donde empezar. Esta novela de casi 900 páginas me ha dejado sin saber que decir, en el buen sentido.  A pesar del volumen de este libro lo he leído relativamente en poco tiempo (teniendo en cuenta que mi tiempo no es demasiado) ya que me ha absorbido por completo. Noah Gondon ha logrado hacer de la vida de Rob Cole una historia realmente interesante y repleta de aventuras. Uno empieza la lectura con un pobre niño de 9 años de edad que se queda huérfano con sus múltiples hermanos, y cuando te quieres dar cuenta ya es un adolescente con oficio de  Cirujano Barbero al que le gustan las mujeres y la bebida, es capaz de valerse por si mismo, y en un cerrar y abrir de ojos se ha convertido en un adulto decidido a conviertirse en médico, viajando peligrosamente por toda Europa durante casi dos años para llegar finalmente a Persia. Yo personalmente, me he encariñado bastante con el protagonista, Robert J. Cole, porque desde bien pequeño comienzan sus aventuras y puedes leer prácticamente su vida entera, como crece, como cambian sus pensamientos, como aumentan sus deseos de sanar y salvar a las personas,  como se enamora, como hace amistades… También debemos tener en cuenta el gran trabajo y esfuerzo que debe de haber invertido el autor, Noah Gordon, para poder escribir una novela de tal tamaño y calidad: no solamente debió de estudiar a fondo la cultura y manera de vivir de esa época, sino también sus costumbres, las religiones cristianas, hebreas y musulmanas de distintos lugares del mundo durante tal periodo, idiomas como el inglés, el galéico, el parsi, La Legua y otros que se nombran a lo largo de la novela e infinidad de cosas más que sin dudar puedo decir que una persona no seria capaz de haber escrito esta novela sin estudio y dedicación. A continuación cito la primera parte de los agradecimientos de Noah Gordon:

El médico es una novela en la que sólo dos personajes, Ibn Sina y al-Juzjani, están tomados de la vida real. Hubo un sha llamado Ala-al-Dawla, pero queda tan poca información sobre él que el personaje de ese nombre es resultado de una amalgama de diversos shas.

El maristan está inspirado en las descripciones del hospital medieval Azudi, de Bagdad.

Gran parte del sabor y los datos del sigo XI se han perdido para siempre. Allí donde los registros no existían o eran oscuros, no tuve menor escrúpulo en apelar a la ficción; así, debe entenderse que esta es una obra de la imaginación y no un fragmento de la historia. Asumo la responsabilidad de cualquier error, importante o insignificante, fruto de mi esfuerzo por recrear fielmente una sensación del tiempo y del lugar. Empero, esta novela nunca se habría escrito sin la ayuda de un buen número de bibliotecas e individuos.

Después de la lectura de esta novela me arriesgo, y con mucha seguridad, a decir que es uno de los mejores libros que he leído en mi vida. Pienso leer, tarde o temprano, los otros dos que le siguen, Chamán La doctora Cole, que si no recuerdo mal, tratan sobre descendientes de Robert J. Cole también relacionados con la medicina. Animo fervientemente a todo aquél que quiera sumergirse en una apasionante historia de la edad medieval y con unos personajes cada uno más curioso que el anterior.

Lo que si he añorado en el libro es el reencuentro de Rob Cole con sus hermanos. Si que es verdad que dos de ellos fallecen y uno lo encuentra, aunque no se aprecian como la familia que fueron, pero me habría gustado que el protagonista hubiese sabido un poco más de lo que fue de sus vidas, aunque sea simplemente por curiosidad.

Había un patio central con un estanque en el que nadaban peces de colores, y bancos bajo los frutales. El patio irradiaba pasillos como si fueran rayos de sol, a los que se abrían vastas habitaciones, casi todas llenas. Nunca había visto tantos enfermos y lesionados juntos, y merodeó por allí, asombrado.

Los pacientes estaban agrupados según sus dolencias: aquí, una sala alargada ahíta de personas con huesos fracturados; allá, las víctimas de las fiebres; acullá… Arrugó la nariz, pues evidentemente era una sala reservada a los aquejados de diarrea y otros males del proceso excretor. Pero ni en esa sala la atmósfera era tan opresiva como podía haberlo sido, pues había grandes ventanas y la circulación del aire sólo se veía obstaculizada por los paños ligeros que habían extendido sobre la aberturas para que no entraran insectos. Rob notó que en la parte superior e inferior de los marcos había ranuras para encajar los postigos durante la temporada invernal.

Puntuación: ★★★★★

No lo he dicho en otras entrada y tal vez sea un poco tarde ya, pero al opinar suelo hacer spoilers, así que lo siento si a alguien le estropeo la historia si tenia la intención de leer el libro 😦

Anuncios

3 thoughts on “The physician de Noah Gordon

  1. Pingback: Le juge d’Égypte I: La pyramide assassinée de Christian Jacq | Una vida en una página

  2. Pingback: 10 libros para leer este verano | Una vida en una página

  3. Pingback: Shaman, de Noah Gordon | Una vida en una página

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s